PRIMER RESPONDIENTE

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
PRIMER RESPONDIENTE por Mind Map: PRIMER RESPONDIENTE

1. primeros auxilios

1.1. Los primeros auxilios consisten en la atención inmediata que se le da a una persona enferma, lesionada o accidentada en el lugar de los acontecimientos, antes de ser trasladada a un centro asistencial u hospitalario. Son medidas terapéuticas urgentes que se aplican a las víctimas de accidentes o enfermedades repentinas. El propósito de los primeros auxilios es aliviar el dolor, la ansiedad del herido o paciente y evitar el agravamiento de su estado

2. botiquín

2.1. Un botiquín de primeros auxilios bien equipado, y guardado en un lugar de fácil acceso, es una necesidad en cualquier casa. Tener todo su contenido bien preparado con tiempo de antelación lo ayudará a afrontar cualquier urgencia médica al instante. Tenga un botiquín de primeros auxilios en casa y otro en cada uno de sus coches. Asegúrese también de llevarlo consigo cuando vaya de vacaciones con su familia.

3. evaluación primaria

3.1. La evaluación inicial de un accidentado consiste en realizar una valoración global de su estado, con el objetivo de determinar el alcance de sus lesiones, para establecer las prioridades de actuación y adoptar las medidas necesarias en cada caso

4. signos vitales

4.1. Los signos vitales reflejan funciones esenciales del cuerpo, incluso el ritmo cardíaco, la frecuencia respiratoria, la temperatura y la presión arterial. Su proveedor de atención médica puede observar, medir y vigilar sus signos vitales para evaluar su nivel de funcionamiento físico. Los signos vitales normales cambian con la edad, el sexo, el peso, la capacidad para ejercitarse y la salud general.

5. evaluacion segundaria

5.1. Esta valoración tiene lugar cuando la valoración primaria se ha realizado hasta el final. Se realiza por tanto una vez que el paciente está estabilizado. La valoración secundaria consiste en realizar una anamnesis de la situación y una exploración detallada desde la cabeza hasta los pies,

6. pasos de la evaluación

6.1. Valorar el estado de consciencia con estímulos auditivos o táctiles. Explorar la respiración (ver y escuchar). Explorar la circulación de la sangre mediante el pulso carotídeo. Valorar la existencia de hemorragias severas, para pararlas de inmediato.

6.1.1. • Cabeza: - Heridas o contusiones debajo del cabello y la cara. - Epistaxis y otorragia. - Lesiones en los ojos o en sus alrededores. - Aspecto de la cara. • Cuello: - Tratarlo con mucho cuidado. - Si se tiene que mover la víctima, mantener el eje cabeza-cuello-tronco como si fuera un bloque rígido. - Valorar el pulso carotídeo. - Aflojar las prendas de ropa ajustadas. • Tórax: - Buscar la presencia de heridas o deformaciones. - Valorar los movimientos respiratorios. • Abdomen: - Buscar la existencia de heridas. - Localizar el dolor si existe. - Notar si está duro o depresible. - Pensar en la posibilidad de lesiones internas. • Extremidades: - Mover lo mínimo posible. - Comparar ambos miembros. - Buscar heridas, puntos sangrantes, deformaciones, inflamación, etc. - Explorar la sensibilidad y el movimiento para descartar lesión de la médula espinal. • Espalda: - Sospechar fracturas vertebrales y/o lesión medular según el mecanismo del accidente.

7. frecuencia respiratoria

7.1. Los rangos normales de los signos vitales para un adulto sano promedio mientras está en reposo son: Presión arterial: 90/60 mm Hg hasta 120/80 mm Hg Respiración: 12 a 18 respiraciones por minuto Pulso: 60 a 100 latidos por minuto Temperatura: 97.8°F a 99.1°F (36.5°C a 37.3°C); promedio de 98.6°F (37ºC)

8. evaluación cefalo -caudal

8.1. Proporcionar a enfermería una guía de valoración céfalo-caudal “para elaborar registros de enfermería de manera, que ayude a reducir la omisión de datos objetivos y subjetivos permitiendo así, registrar todas las necesidades del paciente y por ende los cuidados de enfermería que se brinden

9. medidas de seguridad

9.1. En todo procedimiento de primeros auxilios se debe hacer lo siguiente: Determine posibles peligros en el lugar del accidente y ubique a la víctima en un lugar seguro. Comuníquese continuamente con la víctima, su familia o vecinos. Afloje las ropas del accidentado y compruebe si las vías respiratorias están libres de cuerpos extraños. Cuando realice la valoración general de la víctima, evite movimientos innecesarios; NO trate de vestirlo. Si la víctima está consciente, pídale que mueva cada una de sus cuatro extremidades, para determinar sensibilidad y movimiento. Coloque a la víctima en posición lateral, para evitar acumulación de secreciones que obstruyan las vías respiratorias (vómito y mucosidades). Cubra al lesionado para mantener la temperatura corporal. Proporcione seguridad emocional y física. No mueva al accidentado, especialmente si se sospecha fractura, antes es necesario inmovilizarlo. Ver capitulo de lesiones osteoarticulares. No administre medicamentos. No de líquidos por vía oral. No de bebidas alcohólicas en ningún caso. No haga comentarios sobre el estado de salud del lesionado, especialmente si éste se encuentra consciente.