Fases y tareas del análisis de sistemas

Jetzt loslegen. Gratis!
oder registrieren mit Ihrer E-Mail-Adresse
Fases y tareas del análisis de sistemas von Mind Map: Fases y tareas del análisis de sistemas

1. Fase de definición de alcance

2. Fase de análisis del problema

3. Fase de análisis de requerimientos

4. Fase de diseño lógico

5. Las tareas iniciales que se realizarán esta fase inicial del proyecto incluyen actividades tales como la determinación del ámbito del proyecto, la realización de un estudio de viabilidad, el análisis de los riesgos asociados al proyecto, una estimación del coste del proyecto, su planificación temporal y la asignación de recursos a las distintas etapas del proyecto,Antes de comenzar un proyecto, se debería evaluar la viabilidad económica, técnica y legal del mismo.

6. Definir un problema consiste especificar las condiciones iniciales que deben tener el objeto o sistema que vamos a desarrollar con el proyecto. Estas condiciones iniciales pueden ser de varios tipos.

7. Funcionales

8. Las referidas a funcion del objeto

9. Constructivas

10. Económicas

11. Las referidas al proceso de construcción, temporizador,materiales

12. Las referidas a las limitaciones presupuestarias

13. Esteticas

14. Las relacionadas con la imagen del objeto

15. La manera en que puedes establecer y gestionar los objetivos de calidad va a tener un gran impacto en la efectividad y productividad de tu empresa y de tu sistema de gestión. Los objetivos de calidad te ayudarán a impulsar mejoras estratégicas a lo largo de toda tu empresa, consiguiendo un reconocimiento significativamente mayor del sistema de gestión de la calidad. La norma ISO 9001 nos propone unos requisitos básicos muy simples:

16. • Establecer objetivos de calidad en las funciones y niveles pertinentes.

17. • Que sean medibles

18. • Que los objetivos nos ayuden a cumplir con los requisitos del producto

19. • Comunicar a todo el personal relevante y como va a contribuir a su consecución

20. • Que sean revisados periódicamente.

21. Analisis de Riesgo: Es algo inevitable con lo que hemos de vivir y para lo cual disponemos de una herramienta extremadamente útil: la gestión de riesgos, que tradicionalmente se descompone en evaluación de riesgos y control de riesgos.

22. Una vez analizados los riesgos potencialmente más peligrosos, podemos recurrir a distintas técnicas de control de riesgos. Por ejemplo, podemos elaborar planes de contingencia para los riesgos que sean más probables y de consecuencias más desastrosas para el proyecto. O tal vez seamos capaces de eliminar el riesgo de raíz (o mitigarlo) si buscamos alguna alternativa en la que el riesgo identificado no pueda presentarse (o se presente debilitado). Independientemente de la solución por la que optemos, el análisis de riesgos nos enseña que hemos de dejar un margen para imprevistos previsibles y añadir cierta holgura a la planificación de nuestro proyecto. Las hipótesis barajadas al analizar riesgos potenciales pueden convertirse en realidad y nunca está de más dejar algo de margen de maniobra.

23. Requerimientos funcionales. Los requerimientos funcionales son aseveraciones de los servicios que el sistema debe proveer, como el sistema debe reaccionar a entradas particulares y como el sistema debe comportarse bajo situaciones particulares. En algunos casos los requerimientos funcionales deben describir de manera explicita, lo que el sistema no debe hacer

24. Requerimientos no funcionales. Estos requerimientos son restricciones sobre los servicios y funcionalidades ofrecidos por el sistema. Estos incluyen restricciones en el tiempo que se debe demorar un proceso, restricciones sobre el proceso de desarrollo y estándares. Los requerimientos no funcionales aplican usualmente sobre el sistema como un todo. Estos normalmente no aplican a características o servicios particulares del sistema

25. Una vez conocido el objetivo del proyecto y las condiciones iniciales y se disponga de la información necesaria, comienza el proceso de creación, desarrollar la idea: es el diseño o anteproyecto. Hay 2 pasos: la generación de ideas y la selección de ideas:

26. Las ideas deben pasar por la “prueba de fuego” de la selección. Consiste en valorar los inconvenientes que se pueden detectar en primeros esbozos y corregirlos. Se debe moldear la idea en función de las condiciones iniciales y la viabilidad: materiales, facilidad de construcción, estética, ergonomía y accesibilidad, coste, etc.

27. Para valorar una idea tienes que fijarte en múltiples puntos de vista, valorar los aspectos negativos y positivos y escoger la más adecuada. La adecuación a las condiciones iniciales, a la realidad y a la solución del problema es lo que debe regir cuando valores la idea.

28. El diseño final se registra gráficamente con:

29. Esbozos

30. primer dibujo a mano alzada sin muchos detalles.

31. Fase de análisis de decisión

32. Se define el análisis de alternativas como la identificación de uno o más medios que representan estrategias para dar solución a la problemática abordada.

33. Partiendo del árbol de objetivos, seleccionamos aquellos medios (raíces del árbol) que representan estrategias viables para cambiar la situación problemática. Posteriormente aplicamos filtros o criterios para hacer una segunda selección que deriva en una o más estrategias óptimas para el proyecto.