RECESIONES GINGIVALES

Get Started. It's Free
or sign up with your email address
RECESIONES GINGIVALES by Mind Map: RECESIONES GINGIVALES

1. CLASIFICACIÓN

1.1. Clase I: Recesión que no sobrepasa la línea mucogingival (LMG). No hay pérdida de hueso ni de tejido blando interdental.

1.2. Clase II: Recesión que llega hasta la LMG o la excede. No hay pérdida de hueso ni de tejido blando interdental

1.3. Clase III: Recesión que llega hasta la LMG o que la sobrepasa. La pérdida de hueso o de tejido blando interdental es apical respecto a la unión amelocementaria, pero coronal respecto a la extensión apical de la recesión

1.4. Clase IV: Recesión que sobrepasa la LMG. La pérdida de hueso interproximal se localiza apical a la recesión.

2. SIGNOS

2.1. disminución de las encías;

2.2. la exposición de las raíces de los dientes;

2.3. aumentó la sensibilidad dental a los cambios químicos y temperatura;

2.4. caries directamente en la raíz del diente.

3. TRATAMIENTO

3.1. La solución encías retraídas son técnicas de cirugía estética periodontal como el injerto de tejido conectivo del paladar destinadas a recubrir la raíz denudada. El tratamiento para la recesión gingival depende de la cantidad de encía retraída y del daño que ha sufrido el hueso. Si hay el tejido gingival suficiente, el dentista lleva a cabo un escalado y alisado radicular para eliminar la placa y el sarro acumulado.

4. CAUSAS

4.1. Predisposición genética.

4.2. Enfermedad periodontal (gingivitis).

4.3. Por un cepillado muy agresivo en la práctica de la higiene dental

4.4. Una tracción excesiva causada por el frenillo

4.5. Alteraciones de la posición normal de los dientes (maloclusión).

4.6. Una encía débil o delgada.

4.7. Bruxismo.

4.8. Restauraciones dentales en contacto con la encía

4.9. Hábitos como la onicofagia (morderse las uñas) o morder todo tipo de objetos.

5. PREVENCION

5.1. Reducir la acumulación de placa. La recesión gingival suele ser provocada por la enfermedad periodontal. Esta infección comienza con la acumulación de placa, de modo que para evitar su aparición es necesario seguir una buena rutina de higiene oral, cepillarse los dientes dos veces al día y pasarse el hilo dental a diario.

5.2. Cepillarte correctamente. ¿Sabías que cepillarse demasiado fuerte los dientes es un problema? Para prevenir la recesión gingival, utiliza un cepillo de cerdas blandas y no presiones demasiado el cepillo. Aplica movimientos circulares cortos.

5.3. Utilizar una férula nocturna. Si sufres bruxismo, pregunta a tu dentista por la posibilidad de utilizar una férula dental nocturna.

5.4. Visitar al dentista dos veces al año. Las visitas regulares con el dentista te permiten mantener los dientes y encías anos y frenar la recesión gingival en cuanto aparece.

6. GRACIAS