Tipos de medicamentos homeopáticos

Get Started. It's Free
or sign up with your email address
Tipos de medicamentos homeopáticos by Mind Map: Tipos de medicamentos homeopáticos

1. Medicamentos Simples: son aquellos que en su composición solo tienen una capa homeopática. Se preparan incorporando la dilución o parte activa a un vehículo inerte sólido o líquido.

2. Medicamentos Complejos: son aquellos que contienen en su composición una mezcla de cepas homeopáticas cada una de ellas con su respetiva dilución. Pueden ser de tres tipos:

2.1. - Fórmulas Magistrales: prescritas de un modo especial para un paciente en particular, no tienen ningún nombre que las identifique y debe indicarse en la prescripción cada uno de los componentes, nivel de dilución de cada cepa, forma farmacéutica y la dosificación para su administración.

2.2. - Fórmulas de prescripción corriente: son de amplio uso en homeopatía, pueden ser preparadas por cualquier laboratorio o farmacia homeopática y llevan el término “COMPUESTO” detrás del nombre de la cepa más importante de la fórmula. Estas fórmulas son de amplio uso entre los homeópatas y tienen unas indicaciones generalmente aceptadas por el colectivo homeópata.

2.3. - Especialidades Farmacéuticas: son las que han sido estudiadas y formuladas por un laboratorio homeopático para el tratamiento de una patológica concreta. Existe una relación directa entre patología y medicamento. Suelen llevar un nombre comercial que los identifica y que es propiedad del laboratorio que los ha elaborado.

3. Elaboración de los medicamentos homeopáticos A continuación se detallan los aspectos relacionados con la elaboración de los medicamentos homeopáticos y sus principales características.

3.1. Preparación de diluciones o potencias homeopáticas: en la elaboración de un medicamento homeopático, las cepas deben someterse a dos operaciones galénicas que son propias y características de la homeopatía y son dilución y dinamización, no pueden ir en ningún caso separadas la una de la otra y distinguen al medicamento homeopático de cualquier otro empleado en la medicina alopática. Se prepara mediante operaciones sucesivas de reparto de una cepa en un vehículo inerte. Los grados de dilución se caracterizan por el número de veces que se ha realizado el proceso de diluir y dinamizar. El grado de dilución identifica la potencia homeopática. Si hemos diluido y dinamizado cuatro veces una cepa homeopática, diremos que esa cepa esta elevada a la cuarta potencia.

3.2. Escalas de dilución: las diluciones homeopáticas pueden seguir una escala decimal o centesimal. La escala centesimal fue más empleada por Hahnemann y empleada por sus seguidores de la escuela francesa. La escala decimal es de mayor uso en Alemania y Norte América.

3.2.1. Diluciones decimales: cuando se emplea una parte de la cepa o sustancias a diluir con nueve partes del vehículo inerte. Las siglas D, DH, X o XH, indican que la dilución es decimal.

3.2.2. Diluciones centesimales: se preparan empleando una parte del material a diluir con noventa y nueve partes de vehículo. Se expresa mediante las siglas C, CH o H.

3.2.3. La dinamización se realiza entre una operación de dilución y la siguiente y consiste en proporcionar un determinado número de fuertes agitaciones a las diferentes diluciones liquidas. Hahnemann recomendaba ocho a doce sacudidas violentas. La farmacopea francesa recomienda cien fuertes sacudidas efectuadas en un aparato llamado Dinamizador.

4. Métodos de preparación de los medicamentos homeopáticos

4.1. Existen varios métodos para preparar las potencias homeopáticas. Hahnemann estableció un método que actualmente se conoce como de frascos separados o método de Hahnemann. Es el más frecuentemente empleado y sigue lo que se expuso anteriormente de escala decimal o centesimal.

4.1.1. Método decimal y centesimal de Hahnemann En este método, se parte de la cepa, tomando de esta una parte que se pone en un frasco con nueve o noventa y nueve partes del vehículo. Después de cada proceso de dilución, se dinamiza, se potencia mediante la operación de sacudidas violentas antes mencionadas. Tenemos la primera dilución Hahnemanniana. Partiendo de esta, se prepara de igual modo la segunda dilución y así sucesivamente.

4.1.2. Método de Korsakow Existe otro método de realizar las diluciones de los medicamentos homeopáticos, que es menos utilizada por la dificultad de encontrar la máxima reproductibilidad. Es utilizada en varios países. El método de frasco único o de Korsakow se representa mediante la letra K detrás del número que indica el nivel dilución. Sobre un frasco con noventa y nueve partes de vehículo se pone una parte de la cepa de origen. Esta solución se dinamiza, constituyendo la primera dilución Korsakoviana (1K). Se voltea el frasco y con la parte de solución que queda adherida a las paredes del frasco y otras noventa y nueve partes del vehículo, se obtiene, después de dinamizar la 2K y así sucesivamente.

4.2. absorción a través de la mucosa nasal.

4.2.1. También se encuentran difundidas en el ámbito homeopático, esto se debe fundamentalmente a la facilidad de uso y sencillez de administración. Entre estas tenemos:

4.2.1.1. También se encuentran difundidas en el ámbito homeopático, esto se debe fundamentalmente a la facilidad de uso y sencillez de administración. Entre estas tenemos:

4.2.1.1.1. Gránulos y Glóbulos: Son pequeñas esferas de sacarosa y lactosa, que llevan impregnados las diluciones homeopáticas en una proporción de 1 %. Los glóbulos son diez veces más pequeños que los gránulos. Son formas orales de absorción sublingual y se depositan debajo de la lengua.

4.2.1.1.2. Trituraciones: también son llamados polvos. Se preparan mediante la trituración de una sustancia insoluble (trituraciones verdaderas) o mediante impregnación al 1% de determinadas diluciones liquidas sobre un soporte de lactosa (polvos impregnados).

4.2.1.1.3. Comprimidos: de distinto peso y tamaño según las diferentes farmacopeas. Igual que en el caso anterior pueden ser comprimidos verdaderos, elaborados mediante compresión mecánica de una trituración o mezcla o ser una impregnación de comprimidos de lactosa con una dilución o mezcla al 2%. De absorción sublingual u oral.

4.2.1.1.4. Pomadas: formas farmacéuticas semisólidas, elaboradas mediante la adición de la dilución a diferentes vehículos de absorción tópica.

4.2.1.1.5. Supositorios: Formas farmacéuticas de absorción rectal, de uso generalmente en pediatría y geriatría. Se preparan añadiendo las diluciones líquidas en el soporte o vehículo mientras encuentran estado líquido. De 1 o 2 gramos.

4.2.1.1.6. Óvulos: generalmente empleados en tratamientos ginecológicos. Son formas farmacéuticas semisólidas de absorción a través de la mucosa vaginal. De 10 a 16 gramos.

5. Formas farmacéuticas líquidas

5.1. Las más utilizadas son las formas farmacéuticas líquidas, por ser las que reflejan con más fidelidad su titulación. Entre estas tenemos:

5.1.1. Gotas: se toman entre 10 y 50 gotas del medicamento en medio vaso de agua. El vehículo suele ser alcohólico, son de absorción sublingual, por lo que se dejan debajo de la lengua durante algunos minutos antes de tragarse.

5.1.2. Ampollas: pueden ser bebibles o soluciones inyectables estériles elaboradas en suero fisiológico.

5.1.3. Linimentos: Son formas farmacéuticas líquidas de aplicación tópica.

5.1.4. Colirios: Poco usados en homeopatía. Se prescriben en ocasiones como fórmula magistral o especialidades farmacéuticas. Se preparan en suero fisiológico y son preparaciones estériles.

5.1.5. Gotas nasales: de uso frecuente por la sencillez de administración y dosificación. Forma farmacéutica de absorción a través de la mucosa nasal.